www.pene-sano.com
El primer sitio responsivo en español
Disponible también
  • ¡Suscríbase ya!
    Guía a las enfermedades de transmisión sexual, qué son y cómo prevenirlas.

    Enfermedades del pene

    Las enfermedades de trasmisión sexual

    Algunas son inofensivas, otras graves y otras más pueden ser hasta mortales. Esta página no proporciona una referencia completa sobre el tema, sino tiene el simple propósito de ser un recurso informativo lo más claro y completo posible.

    Condilomas, verrugas, virus del papiloma humano

    Hemos ya hablado de eso en la página relativa a los problemas del pene. El hecho que los condilomas afecten también al sexo femenino no los hace cesar de ser un problema masculino. Y no es sólo un problema sexual. Es también una enfermedad de transmisión sexual. Por eso lo describimos también en esta página.

    Pues sabemos que un condiloma es causado por un virus y que este virus provoca verrugas. Existen más de 100 tipos de víruses del papiloma humano, pero sólo unos veinte de estos provocan condilomas sexuales. Estas infecciones son muy comunes porque golpean a más del 40% de la población sexualmente activa. Además son muy contagiosas. Normalmente los condilomas no son peligrosos, sino sólo molestos, aunque si los del cuello del útero puedan transformarse en tumores, pues constituyen un caso más delicado.

    Sin embargo hoy en día preocupa a los médico más un condiloma que el mismo virus del SIDA. ¿Por qué? Primero porque un condiloma causa una molestia notable, depresión y tendencia a evitar las relaciones. En efectos, ser víctima de un virus no es nunca una buena idea y menos es saber de ser una fuente de contagio. A nadie le gusta tener condilomas, especialmente por la cantidad de prejuicios que se han madurado respecto a ellos. El uso del preservativo ayuda a reducir el contagio, pero no garantiza una total inmunidad. Las posibilidades de transmisión son altas y, en definitiva, constituyen un factor preocupante, aunque si no riesgoso. Mientras que el virus del SIDA puede ser controlado y prevenido mucho más fácilmente.

    Afortunadamente la mayor parte de los condilomas son curables. Algunos desaparecen solos gracias a nuestro sistema inmunitario. Otros, especialmente los más grandes, deben ser tratados quirúrgicamente, mediante quemadura, asportación con el laser, con el azoto o con la electrocoagulación. Como hemos mencionado, existen también varios medicamentos para curar los condilomas, entre ellos el Imiquimod, que es el principio activo de la famosa Aldara. También hay que citar el Gardasil, que es una vacuna para la prevención del condiloma, el ácido tricloroacético, que actúa sobre todo en los condilomas pequeños, o el interferón, que sirve para fortalecer el sistema inmunitario de manera que el mismo cuerpo sea capaz de destrozar al virus.

    El contagio es inmediato, pero la incubación puede ser muy lenta. A veces pueden pasar meses, hasta años antes de que la verruga se manifeste. Por lo tanto el responsable del contagio puede que no sea una de sus parejas recientes, de hecho es imposible determinarlo. Sin embargo, en cuanto lo note, vaya al médico de inmediato y una vez que el condiloma haya sido diagnosticado, déjese guiar según las exigencias del caso y no se alarme.

    [ regresar en alto ]

    Clamidia

    La clamida es una bacteria que se transmite sexualmente. Puede llevar a la infertilidad en ambos sexos, causar inflamaciones de la vejiga y serios disturbos pélvicos. La infección por clamidia tiende a confundirse con la de la gonorrea, por ello, para una exacta evaluación se suele analizar las orinas y el tejodo afectado.

    Los síntomas comunes son: fluidos sexuales no normales, dolor al orinar o durante el acto sexual (en el caso de las mujeres), sangramiento vagianl excesivo durante el ciclo menstrual o después del coito, dolor abdominal, nausea o fievre, inflamación rectal o de la cervix, inchazón y dolor en los testículos.

    La clamidia puede ser curada con antibióticos. Confíe a su médico para determinar el mejor tratamiento.

    [ regresar en alto ]

    Gonorrea

    La gonorrea es una afección de tipo bacteriano que puede causar trastornos como el de la infertilidad, artritis u otros problemas. Puede también causar daños en las mujeres, como embarazo imaginario, esterilidad, parto prematuro o parto de un feto muerto.

    Los síntomas en el hombre son la picazón del canal urinario y a veces dolor al orinar. En la mujer pueden ser una micción frecuente sin causas apartentes, menstruaciones irregulares, dolores pélvicos o abdominales, dolores durantes las relaciones sexuales, fluidos vaginales de color amarillento, inchazón o sensibilidad de la vulva y a veces dolores de tipo artrítico.

    Sin embargo, en 10% de los hombres y en 80% de las mujeres la gonorrea no da síntomas. Cuando éstos se manifestan, esto normalmente ocurre en unos diez días en las mujeres y de 1 a 14 días en los hombres.

    La gonorrea se transmite normalmente a través de relaciones sexuales tanto orales como completas con una persona afectada. El preservativo ofrece, contrariamente al caso de los condilomas, una protección válida. La enfermedad sin embargo es curable mediante antibióticos orales, sobre todo si se toma a tiempo antes que se manifiesten complicaciones.

    [ regresar en alto ]

    Hepatitis B y C

    Las hepatitis B y C pueden ser transmitidas sexualmente, mientras que la hepatitis A es menos común. Las varias hepatitis son causadas por un virus y bien que algunas de ellas sean tratables mediante una vacuna apropiada, todas pueden causar severos daños al hígado o hasta la muerte. Los recién nacidos paridos por una madre con hepatitis deben ser tratados antes de la hora después del alumbramiento, sino tendrán el virus. Las mujeres embarazadas con esta enfermedad tendrán que acudir a exámenes médicos antes de dar luz. Las hepatitis de tipo B y C se transmiten a través de la sangre, el esperma y otros fluidos corporales. La hepatitis A no es sexualmente transmisible y además han sido identificadas nueve hepatitis desde la D hasta la G, pero ninguna de ellas se transmite sexualmente, por lo tanto no las mencionaremos aquí.

    Los síntomas de esta enfermedad pueden ser cansancio extremo, fievre, orticaria, dolor de cabeza, sensibilidad abdominal, pérdida del apetito, nausea, vómito. Pueden por lo tanto ser confundidos con otros síntomas, por lo que siempre es bueno consultar a un médico en caso se note la persistencia de éstos.

    Las hepatitis A y B son muy contagiosas, mientras que la C sólo lo es por poco tiempo. Los preservativos ofrecen cierta protección, sin embargo el virus puede transmitirse a través de la saliva y por lo tanto a través de los besos y de los juegos íntimos. No obstante a eso, en el caso A y B, existen vacunas preventivas que constituyen una excelente protección.

    [ regresar en alto ]

    Herpes o erpete

    El herpes o erpete es una enfermedad viral de la piel caracterizada por la formación de vesículas, el término erpete es cómo antiguamente se le solía llamar. Existen dos tipos de herpes genital, el tipo 1 y el tipo 2. Ambos pueden ser transmitidos sexualmente.

    Los síntomas del herpes son la picazón y el dolor en las zonas afectadas. Normalmente estos se manifiestan de dos a veinte días después de la infección, pero hay casos en que pueden pasar años antes de su manifestación.

    Cuando los síntomas se manifiestan es importante evitar de tocar las lesiones o lavarse las manos después de haberlas tocadas. Evitar también cualquier contacto con los ojos o con los lentes de contacto. Se recomienda aumentar la higiene en caso de ser afecto.

    En este caso también el preservativo ofrece una protección relativa porque el virus es transmissible también a través la saliva. En presencia de síntomas, las personas son más contagiosas pero es posible contraer el virus también en su ausencia.

    Ya que le herpes puede ser confundido con otras afecciones cutaneas u otras enfermedades de transmisión sexual como la sífilis es importante efectuar un control médico frence a cualquier sospecha.

    El herpes, como otras enfermedades virales, no tiene cura, pero los síntomas pueden ser mejorados con la ayuda de fármacos como el valacyclovir, l'acyclovir o el famciclovir. Estos medicamentos permiten reducir los síntomas e impedir futuras ocurrencias de los mismos.

    [ regresar en alto ]

    Sida

    El sida, o síndrome de inmunodeficiencia adquirida es la enfermedad viral de transmisión sexual más famosa del siglo y también, paradójicamente, la más temida a pesar de que sea entre las menos contagiosas - si comparada con otras enfermedades de transmisión sexual - y las menos fáciles de prevenir (ya que es plenamente suficiente utilizar el preservativo para descartar todo riesgo). Además hoy en día es ya una enfermedad crónica más que una enfermedad mortal, ya que los tratamientos son muy avanzados y permiten vivir como un portador sano. Otra característica de esta enfermedad es que ella queda asintomática por más de 10 años, o sea se pueden vivir más de una década como portador sano, sin enfermarse. Además de esto existen numerosas controversias sobre le hecho que el sida sea en realidad una invención crada por el occidente santurrón para discriminar los homosexuales y vender los medicamentos y los tratamientos, esta teoría siendo sostenida por numerosos médicos y científicos. Por toda esta serie de razones, el sida es muy famoso. En esta página nos limitaremos a describir simplemente la enfermedad sin tener en cuenta las otras consideraciones, incluso la hipótesis según la cual es todo un invento.

    El VIH, el agente responsable de esta condicción, es en realidad un retrovirus1, aunque todos lo consideran como un virus. En la vida real, la diferencia es sólo técnica. Como quiera que se considere, con el tiempo el VIH debilita el sistema inmunitario del cuerpo y puede causar el síncrime de inmunodeficiencia adquirida, que es la última etapa de la infección, etapa que puede ser mortal sin tratamientos a causa de la cual han muerto varias personas en el pasado, incluyendo celebridades.

    Los síntomas más comunes son: constante e inexplicable pérdida de peso, pérdida de apetito, diarrea, inflamación de los ganglios, cansancio extremo, fievres, transpiraciones nocturnas, mareos, dolores de cabeza, entre otros. Tales síntomas pueden manifestarse apenas después del contagio y pueden desaparecer durante años, para luego volver a manifestarse una vez que se adquiera el SIDA (o sea los famosos diez años y más).

    Al momento no existen curas ni vacunas. Pero existen excelentes tratamientos que permiten por lo menos resistir y quedar con vida durante numerosos años, aunque la enfermedad continue a menudo a ser un desastre desde el punto de vista social.

    [ regresar en alto ]

    Piojos pubianos

    No es una enfermedad, claramente, es como tener los piojos en la cabeza, pero se trata siempre de algo que puede ser transmitido sexualmente y por lo tanto lo describiremos aquí. Millones de personas al año sufren de piojos pubianos, que provocan fuerte picazoón en el área genital y anal, fievres moderadas, cansancio e irritabilidad.

    La picazón empieza generalmente cinco días después del contagio. Estos piojos pueden transmitirse a través del contacto con la vestimienta, sillas, tazas del baño, cama o contacto directo con la persona infectada. Por lo tanto la relación sexual no es la única via de contagio, aunque sea la principal.

    Los piojos pubianos tienen un color gris que se vuelve más oscuro cuando se llenan de sangre. Al mirarlos a través del lente, parecen minúsculos cangrejos. Pueden atacarse también en las axilas o hasta en las cejas, pero no en el cabello. El tratamiento es simple, es suficiente afeitarse y aplicar permetrina o cualquier otro medicamento contra los piojos, muchos de estos medicamentos ni siquiera requieren prescripción médica, aunque si un control médico es siempre aconsejable.

    [ regresar en alto ]

    Sífilis

    La sífilis es la enfermedad sexual maldita, famosa también por haber infectado al famoso poeta francés Baudelaire y muchas otras celebridades. Se trata de una enfermedad infecciosa con un transcurso crónico intermitente, transmitida por via sexual; es provocada por un tipo de bacteria que causa lesiones en el organismo, particularmente durante la última fase, dañando el sistema nervioso. Sin un tratamiento oportuno puede causar deformaciones, enfermedades neurológicas y hasta la muerte. Además puede permanecer en el cuerpo para siempre.

    La sífilis es una enfermedad que consiste en varias etapas que pueden no siempre coincidir entre ellas o seguir la misma secuencia. Normalmente los síntomas son distintos por cada etapa. Aquí la descripción de cada una de ellas:

    Etapa 1

    Ulceras indoloras que se manifiestan en las tres semanas a los noventas días después del contagio. Pueden aparecer en varias partes del cuerpo, incluyendo en los genitales, en la cervix, labios y boca, senos o ano. Generalmente esta etapa dura entre tres y seis semanas.

    Etapa 2

    Después de las úlceras, pueden aparecer otros síntomas y eso ocurre normalmente después de las tres semanas y pueden manifestarse sin regularidad durante más de dos años. Entre ellos podemos enumerar varias irritaciones de la piel, especialmente en las palmas de las manos y en las plantas de los pies. Otros síntomas pueden igualmente tener lugar, como cansancio, pérdita del cabello, fievres moderadas, pérdida de peso, inchazón en las glándulas, migranias o dolores musculares.

    Etapa latente

    Esta tapa no comporta síntomas y puede manfestarse entre otras etapas.

    Etapa avanzada

    Un tercio de las personas con sífilis pueden sufrir daños al sistema nervioso, daños cardiacos, cerebrales o de otros órganos. Puede ser fatal.

    La sífilis no es contagiosa durante las etapas latentes, pero puede serlo mucho durante la etapa de las úlceras. El líquido secretado por éstas es muy contagioso. Los antibióticos son un tratamiento eficaz, pero la enfermedad debe ser tratada a tiempo porque los daños provocados en las etapas avanzadas son permanentes. El preservativo brinda cierta prevención, aunque si no es suficiente porque la sífilis puede transmitirse a través de otros contactos.

    [ regresar en alto ]

    Infecciones urinarias

    Las relaciones sexuales pueden también transmitir varias infecciones de las vías urinarias. Entre ellas, existe la infección de la vejiga, también llamada cistitis, de los uréteres, o sea de los conductos que van de los riñones a la vejiga, sin contar la misma uretra. Los síntomas pueden ser varios, entre ellos dolor al orinar, estímulo de orinar hata con la vejiga vacía, fievre, sangre o pus en el orine, necesidad de orinar con frecuencia, especialmente en la noche, pérdidas de orine o dolores abdominales o dorsales.

    Estos problemas son frecuentes en los adultos sexualmente activos, pero lo son aún más en las mujeres, que tienen una uretra más corta respecto a los hombres y por lo tanto las bacterias pueden entrar más fácilmente. Además la uretra de la mujer es más cerca del ano.

    Generalmente estos trastornos se contraen a través de cualquier contacto entre los escrementos y los órganos sexuales, por lo tanto las relaciones anales sin protección son un factor de alto riesgo. También el uso del diafragma como medio de contracepción puede facilitar una infección.

    Existen varios métodos de prevenir estas afecciones curables pero molestas, entre ellos se aconseja beber mucha agua, orinar tanto antes que después de las relaciones sexuales, evitar bebidas gaseadas que pueden facilitar el crecimiento de las bacterias, posiciones sexuales que puedan facilitar la infección; después de haber orinado, las mujeres deberían limpiarse de adelante hacia atrás, así se evita que la servilleta esté en contacto con la vagina después de haber pasado cerca del ano, y además utilizar el condón al tener relaciones anales.

    Estas afecciones son curables normalmente mediante el uso de antibióticos. Algunos fármacos como el pyridium pueden aliviar los síntomas, pero no curan la infección. Acudir al médico en todos los casos.

    Conclusiones

    Eseta página informativa podría ser sujeta a modificaciones y/o ampliaciones con el tiempo, por lo tanto le invitamos a volver a cada rato.

    A. Langueduc



    ==============================
    (1)(biol.) Virus cuyo material genético está compuesto por ARN y que, después de haber infectado una célula, copia su propio ARN en ADN que luego se integra en un cromosoma del huesped, continuando así a reproducirse; puede ser agente del cancro o de inmunodepresión (como en el caso de retrovirus VIH, agente del sida).
    {regresar en alto}





    [Cerrar]

    Este sitio es reactivo. ¿Qué quiere decir? Intente redimensionar la ventana y verá. La disposición de la página y su arquitectura cambiarán según las dimensiones de la vista. En otros términos, no importa si usted esetá utilizando una computadora de gran pantalla, un iPhone o hasta un Nokia N70. ¡Este sitio se verá bien sin importar el tamaño de la pantalla!

    Hoy en día un número siempre mayor de usuarios navegan en internet utilizando dispositivos móviles. No sólo los sitios tienen que adaptarse a cualquier pantalla, sino tienen también que ser ligeros, ya que el uso de algunos dispositivos comporta conexiones lentas o de pago según el tráfico enviado y recibido. ¡Todo lo que era viejo es nuevo otra vez! ¡Adios los sitios Flash (que ni se pueden ver en los Mac o en los iPhones) y layout con imágenes!

    Por lo tanto ha sido imprescindible sacrificar la comodidad de los usuarios más conservadores a las nuevas exigencias de hoy (basta pensar en los que aún utilizan viejas versiones de Internet Explorer y que son cada día menos). Ha nacido el concepto de tecnología líquida. Este sitio no es como muchos otros que tienen una versión PC y una versión móvil. Este sitio sólo tiene una versión, pero se adapta a cualquier equipo.

    Estamos orgullosos de anunciar que ya nuestro sitio también ha sido uno de los primeros en ser listos para la web 3.0 y va en línea con el porvenir, siendo universalmente compatible. Esperemos que le guste al público también.


    [Cerrar]